4.7/5 - (3 votos)

En este artículo vamos a repasar la situación de La Segunda República Española en Julio de 1936. Como siempre teniendo en cuenta la situación del país y también de nuestra familia.

España en Julio de 1936

En los artículos anteriores hemos visto el marco mundial que nos ha servido para ver que ideas eran las imperantes en los años 30 del siglo XX, y a donde conducían las mismas.

Luego hemos repasado el origen y la situación de las familias.

Para completar el citado marco donde nuestras familias vivián veamos muy brevemente la situación de España, de Aragón y de Zaragoza.

Bandera española de la Segunda República. De SanchoPanzaXXI

La Segunda República de España

España era una República, la Segunda, desde el 14 de abril de 1931, es decir, hacía seis años y tres meses. Ya hemos dicho que los abuelos tenían: Bernabé y Marisa 9 años, el abuelo Alfredo tenía 12 años, y la abuela Mercedes 3 años.

La Segunda República Española en Julio de 1936 había sustituido a la Monarquía de Alfonso XIII, como consecuencia de unas ELECCIONES MUNICIPALES el día 12 de abril de 1931.

Es decir, democráticamente hablando, no se cuestionaba en la consulta la forma de gobierno. Además, en esta votación ganaron los partidos que apoyaban la monarquía.

Los resultados iniciales en las grandes ciudades y las proclamas de los partidos republicanos que se creían vencedores. Dieron por resultado un vació de poder tras la renuncia del rey al temer por su seguridad, y la PROCLAMACIÓN DE LA REPUBLICA dos días después.

Este original nacimiento cuestionó siempre a la II República a pesar de que en la actualidad se nos trasmite una legitimidad incuestionable.

Estos legitimadores aluden para justificar la falta de apoyo a los partidos republicanos en el medio rural a la influencia en las votaciones de los caciques. Durante La Segunda República Española en Julio de 1936 se tenía miedo a perder el sustento de vida si no se votaba a quien ordenaba el que daba el trabajo. Y también se tenía miedo a los pucherazos, el origen de esta palabra es que las papeletas con el candidato que interesaba y que iban a sustituir a las depositadas en la urna, se guardaban en un puchero.

Situación política de la Segunda República Española

Su presidente era MANUEL AZAÑA DÍAZ desde el 11 de mayo de 1936, asumió la presidencia a menos de tres meses de julio de 1936 y lo sería hasta el 3 de marzo de 1939.

Manuel Azaña pasa revista a las tropas acuarteladas en Alcalá de Henares, en noviembre de 1937.

Sucedió a NICETO ALCALÁ ZAMORA el cual enjuiciado por las Cortes surgidas de las elecciones del 16 de febrero de 1936, dimitió a los veinticuatro días de ser constituidas, el 7 de abril de 1936.

Aunque a Niceto Alcalá Zamora le sucedido DIEGO MARTÍNEZ CAMPOS, lo hizo de forma interina, por lo que se puede decir que solo hubo dos presidentes en la Segunda República, y uno más interino.

El Presidente del consejo del Consejo de Ministros era SANTIAGO CASARES QUIROGA desde el 13 de mayo de 1936, militante de Izquierda Republicana al igual que el presidente Manuel Azaña.

José Miaja Menant, Presidente del Consejo Nacional de Defensa.

DESPUÉS DE SER DEPUESTO AZAÑA por un GOLPE DE ESTADO EL 5 DE MARZO DE 1939, le sucedió JOSÉ MIAJA MENANT, como Presidente del Consejo Nacional de Defensa.

El 29 de marzo de 1939, este último dirigente de la II República partió hacia el exilio abandonando el poder sin sucesor.

Franco dio por finalizada la guerra tres días después, el 1 de abril de 1939.

Antonio Escobar Huerta, un héroe repúblicano.

En realidad, el último general del Ejército Popular que quedaba en territorio español era ANTONIO ESCOBAR HUERTA. Rindió sus tropas en Ciudad Real a Juan Yagüe, el día 26 de marzo de 1939. No quiso aprovechar la oportunidad de huir a Portugal en una avioneta que le proporcionaba el mismo Yagüe, pero Antonio Escobar no abandonó a sus tropas. Fue fusilado el 8 de febrero de 1940.

Antonio Escobar Huerta.

La entereza de este republicano y católico es de admirar y muy poco reconocida su figura. Por unos por sus ideas religiosas y por otros por ser republicano. Salvo de una muerte segura al obispo de Tarragona, por lo que yo lo calificaría de HEROE. El motivo: anteponer la vida a las ideas pese a lo comprometido que estaba con las suyas. Curiosamente para salvar al obispo conto con el apoyo del Presidente de la Generalidad de Cataluña Lluís Companys i Jover, otro HEROE de la defensa de la vida.

Volviendo a lo que se pasa desapercibido al final de la guerra.

Dos bandos golpistas en la Guerra Civil Española.

De hecho del 5 al 29 de marzo de 1939, los dos bandos eran considerados golpistas.

En el exilio hubo más presidentes, pero no gozaron del reconocimiento internacional solo MÉXICO, YUGOSLAVIA y en un principio los países de la órbita Soviética los reconoció como representantes legítimos de España. El gobierno en el exilio NO SE AUTO DISOLVIÓ HASTA EL 21 DE JUNIO DE 1977.

La situación de Aragón y Zaragoza en la Segunda República.

El alcalde de Zaragoza, Federico Martínez Andrés.

FEDERICO MARTÍNEZ ANDRÉS era el alcalde de Zaragoza, también militaba en Izquierda Republicana. En concreto en el partido republicano radical socialista. Detenido el 19 de julio de 1936, fue liberado un año más tarde. Murió en Zaragoza el 6 de mayo de 1943.

El Gobernador de Zaragoza, Ángel Vera Coronel

ÁNGEL VERA CORONEL era el Gobernador de Zaragoza desde el triunfo del Frente Popular en febrero de 1936. Pertenecía a un partido que conformaban el Frente Popular, al igual que todos los anteriores. El 18 de julio repartió armas entre el pueblo y se atrinchero en el Gobierno Civil, detenido por su propio servicio de seguridad fue ejecutado cerca de Pedrola. El oficial que dirigió su ejecución dijo que intentaba huir, pero sus palabras fueron: “ESTÁN CAYENDO LOS DE ALPARGATA Y ALGUNA VEZ LES TIENE QUE TOCAR A LOS DE CORBATA”. Esta frase parece más de un miliciano ejecutando a un burgués, que la de un militar, por muy sublevado que fuese, custodiando a un gobernador. Hay que añadir que era masón al igual que su amigo el Gobernador Militar Miguel Cabanellas.

Capitán General de Aragón, Miguel de Cabanellas Ferrer.

MIGUEL DE CABANELLAS FERRER era Capitán General de Aragón, es decir jefe de la V División Orgánica con sede en Zaragoza. Hay versiones contradictorias sobre su adhesión al Golpe de Estado. Algunas versiones dicen que participo en la preparación de éste. Y otras que durante la redacción del documento que declaraba el Estado de Guerra estuvo acompañado de oficiales armados para asegurarse que no cambiaba de opinión. Como hemos adelantado era masón y profundamente republicano, de hecho, el parte terminaba con un VIVA LA REPUBLICA. Cosas de La Segunda República Española en Julio de 1936.

Cómo terminaron los dirigentes aragoneses de la segunda República Española.

Lo primero que llama la atención es la distinta suerte que corrieron estos dirigentes. Solo el Gobernador fue fusilado, al Alcalde se le liberó, aunque alguno de sus predecesores como MANUEL PÉREZ-LIZANO si fueron ejecutados. Este médico y político fue detenido el mismo día 18 de julio, se le liberó el día 25. Pero fue nuevamente recluido hasta el 10 de agosto de 1936, en el que se hicieron cargo de él paramilitares que lo liquidaron al día siguiente 11 de agosto de 1936 a orillas del Canal.

Final y sorprendentemente el GOBERNADOR MILITAR PASARÁ A SER LA MAYOR AUTORIDAD de los republicanos golpistas contra el gobierno del Frente Popular.

En estos primeros momentos el levantamiento de muchos sublevados no era contra de la II República y aunque estaban muy dispuestos en el golpe de fuerza para cambiar el Gobierno del Frente Popular, posiblemente, tampoco preveían una guerra.

Comparte si te gusta