5/5 - (2 votos)

Continuando con la II República Española, también hemos visto que su llegada traía nuevos valores lo que conlleva la liquidación de otros. En este artículo veremos la situación de La Segunda República Española y la Redacción de la Constitución de 1931.

La Redacción de la Constitución de 1931.

Durante este año se redactó una nueva constitución, la de 1931. Fue aprobada el 9 de diciembre de 1931 por las Cortes Constituyentes. Esta constitución es importante recordar que estuvo vigente hasta la finalización de la guerra civil en 1939. En la imagen principal del artículo se pueden ver dos portadas diferentes de esta constitución.

Eliminación de Valores antiguos por parte de la República.

Lógica e implícitamente la monarquía era uno de esos valores a eliminar, había que borrar todos los símbolos que recordasen al rey, entre ellos la corona real del escudo de España.

El escudo de España fue rematado por una corona mural, este tipo de corona ya se empleaba en algunas ciudades, sobre todo de la Corona de Aragón.  A partir de la llegada de la REPÚBLICA SE CORONO EL ESCUDO DE ESPAÑA CON LA CORONA MURAL.

Escudo de la Segunda República. Imagen de Heralder.

Dos Banderas para un País dividido por la guerra.

Es importante conocer que LA BANDERA de los dos bandos durante la Guerra Civil fue la misma hasta el 29 de agosto de 1936, habían pasado mas de 40 días desde el comienzo de la guerra. En esta fecha se adopta la bandera bicolor por los republicanos sublevados. La iniciativa es de Franco y obedece tanto a la necesidad de diferenciar a los combatientes cómo hacer una concesión a los monárquicos en La Segunda República Española y la Redacción de la Constitución de 1931.

Bander Segúnda República de 1931-1939. Imagen de SanchoPanzaXXI

Posteriormente el 13 DE SEPTIEMBRE DE 1936 la Junta de Defensa el Nacional decreta que LA BANDERA BICOLOR LLEVARÁ EL ESCUDO MURAL. (Aún estaba como Presidente de la Junta de Defensa Miguel Cabanellas, cabeza de los sublevados, pero profundamente republicano)

Bandera del Bando Sublevado o Bando Nacional. Imagen de Durero.

No será hasta el 2 de febrero de 1938, se retirará el escudo republicano de la bandera, quedaba solo un año antes y dos meses para finalizar la guerra. 

Se puede decir que HASTA EL 2 DE FEBRERO DE 1938 LOS DOS BANDOS SE CONSIDERABAN REPUBLICANOS.

Objetivo: Borrar Todo lo Monárquico, incluidos los Reyes Magos.

Lo monárquico debía desaparecer incluso los REYES MAGOS. Y su manifestación más importante LA CABALGATA, también. Una curiosidad la primera Cabalgata de Reyes en España se hizo en Alcoy en 1885, aunque ya hay documentación de 1866.

Recuerdo que los abuelos decían que los únicos reyes que se respetaron fueron los de la baraja, irónicamente pienso que no lo hicieron porque en varios juegos de naipes está permitido matar al rey. Cosas curiosas de La Segunda República Española y la Redacción de la Constitución de 1931.

El desfile no desapareció en todas ciudades, en algunas se transformó y en general se ridiculizó. Hay que tener en cuenta que además de real tenía un origen religioso.

Anécdotas de los Reyes Magos de los Abuelos. 🤴🏻🤴🏼🤴🏿

Nuestros abuelos tenían 12 años Alfredo 9 años Bernabé y Marisa y solo 3 MercedesCuriosamente de esta última no tenemos recuerdo de sus Reyes. Posiblemente impacto la situación de repulsa a esta tradición, la edad que tenía durante la República e incluso los acontecimientos posteriores al quedar huérfana al principio de la guerra que duró tres años, hizo que no tuviera un arraigo la tradición de reyes. Aquellos tiempos llenos de dificultades de todo tipo incluida la limitación de recursos económicos no ayudaba para continuar esta tradición. Aunque todo ello es una buena explicación para qué no existan recuerdos de esos días especiales, es casi seguro que tuvo REYES, aunque no lo comentase, menuda era su madre Pilar.

Foto de estudio de la abuela Mercedes con su hermano Urbano.

Los que si recuerdan que tuvieron regalos para Reyes fueron los otros tres abuelos.

El Caballito del Abuelo Alfredo.

El abuelo ALFREDO recordaba de forma divertida que un año (aunque no decía cual, por su edad debió coincidir con la época de la Dictadura de Primo de Rivera, durante el reinado de Alfonso XIII. Pues además, fue una temporada de mejora social y económica).

Continuando, un año le TRAJERON LOS REYES UN CABALLO, el entusiasmo y alegría le duraron poco, el mismo día de Reyes llevo a su montura a la fuente para que abrevara. Ni corto ni perezoso lo metió en el pilón lleno de agua y el pobre rocín de cartón piedra se disolvió como azucarillo en agua.

Juguete de caballo, inicios del siglo XX. Podría haber sido el pobre caballo del abuelo Alfredo.

El inesperado final de la muñeca de la abuela Marisa.

El recuerdo de la abuela MARISA era de una muñeca de la que existe una fotografía. Era muy pequeña y su padre FLORENTINO, cuando estaban pasando el PUENTE DE PIEDRA, le planteo en plan de guasa “a que no la tiras”. Y la abuela Marisa en un arrebato que su padre ni preveía ni pudo impedir la tiro al rio. El disgustó de la abuela era de los que a pesar de tener unos tres años aun evocaba. También lo recordaba su padre y el mismo me señaló en varias ocasiones donde quedo enganchada la muñeca. Esto quedó como recuerdo familiar cuando pasaban por el puente de la piedra, esto y el berrinche de la abuela.

El muñeco Pichi de la abuela Marisa.

Aunque no es propiamente de Reyes la abuela Marisa contaba esta otra anécdota: durante unas fiestas del barrio y siendo muy pequeña en una de las casetas le compraron un juguete relacionado con las citadas fiestas de la Paloma de mayo en Madrid. Es decir, LE REGALARON UN MUÑECO VESTIDO DE “PICHI”, pero la abuela no era eso lo que deseaba, ella quería una muñeca, así que pillo una pataleta reclamando a voz en grito una “picha”. Al final no sé si se salió con la suya, pero el chiste se lo contaron y las risas de la historieta duro siempre. 

Los duros de Plata. Regalo clásico de aquella época.

Los recuerdos del abuelo Bernabé, también de sus hermanos, e incluso coinciden con otros del abuelo Alfredo eran más sencillos. Los Reyes les dejaban un DURO DE PLATA. Naturalmente los padres eran quienes lo guardaban y ninguno recordaba que se compraron con semejante dineral.

El típico duro de plata de aquella época.

El lujo del Agua corriente en la Segunda República Española.

Hay un elemento que ahora llega a nuestra existencia de forma tan cotidiana y normal, que no nos hacemos idea de lo que suponía para las personas de esta época y en particular para las familias de los abuelos: El AGUA.

Para nuestros abuelos el tener agua en casa suponía el ir a buscarla, al rio, a la fuente, a la acequia etc. Hasta 1962 no conocí un pueblo con agua corriente: Bayubas de Abajo. Cierto es que en Torres de Berrellén había bombas de agua en los corrales, pero eso era posible por tener la capa freática muy alta debido a la proximidad del rio Jalón.

Ir a buscar Agua, una tarea para los Niños.

En La Segunda República Española y la Redacción de la Constitución de 1931, EL IR A BUSCAR AGUA CON UN CÁNTARO ERA TAREA DE LOS PEQUEÑOS. El abuelo Bernabé que era el más fuerte de los hermanos y posiblemente del pueblo, teniendo en cuenta su edad, era el encargado habitual para traer agua en un cántaro. El recuerdo que tenía es de una ocasión que se cayó camino de la fuente, rápidamente se levantó y regresó corriendo a casa. Cuando vio a su madre le dijo: MIRALe enseño la mano que aun sostenía el asa del ánfora de agua. La cosa acabó bien pues todos se echaron a reír, al parecer del abuelo Bernabé dio a entender que la vasija ya salió rota de casa.

Anforas antiguas. Antes fuente de vida. Ahora elementos decorativos.

Naturalmente sin agua en las casas los aseos o simplemente retretes eran desconocidos, estaban los corrales y en caso de extrema necesidad los orinales. Poco a poco todo cambio y el agua en estos momentos está en todos los hogares de España.

El otro gran Lujo. La Electricidad.

Otra cosa que en aquella época que llegó con lentitud, pero para quedarse fue la luz eléctrica.

La luz en la Segunda República Española.

Contaba el abuelo Bernabé que un vecino de su pueblo se maravilló tanto al ver lucir a una bombilla en una habitación que cuando se quedó solo sacó la navaja cortó el cordón y se metió todo en la alforja. Cuando llego a casa convocó a toda su familia clavó el cordón en el techo y esperó a que luciese la bombilla para asombro de todos. Naturalmente la cosa no funcionó y entonces el hombre se apoyó en el marco de la puerta y recordó como el mismo encendió y apago la luz, de repente cayó en el error que había cometido: NO HABIA COGIDO EL INTERRUPTOR.

Comparte si te gusta